La lactosa y el gluten, más fáciles de controlar.

By 1 agosto, 2017Salud

La asociación española de intolerantes a la lactosa (ADILAC) mantiene el requisito más exigente a nivel europeo de contenido en lactosa con una cantidad inferior a 0.01 % en el alimento final.  Pese a que algunos laboratorios europeos ya pueden detectar cantidades inferiores, la citada asociación mantiene el nivel de 100 ppm.

Gracias a  asociaciones como ADILAC que en 2006 apostó por el límite más restrictivo existente en Europa, al apoyo recibido por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) en septiembre de 2015 mediante una nota informativa,  o a publicaciones como el Reglamento de ejecución (UE) Nº 828/2014  que establece límites para declarar la ausencia o la presencia reducida de gluten en los alimentos, es posible realizar un mejor análisis de la situación de sustancias que pueden causar intolerancia, como la lactosa o el gluten.   Precisamente la Comisión anunció su intención de regular las condiciones que rijan el empleo de menciones como «sin lactosa» o «bajo contenido en lactosa».

Basándonos en todos estos datos, en nuestras especificaciones de producto, informamos de la posibilidad de elaborar alimentos sin gluten o sin lactosa siempre que se respeten las condiciones de uso aconsejadas.

No obstante, el debate sobre el control de alérgenos u otras sustancias que pueden causar intolerancias permanecerá abierto mientras las autoridades no se pronuncien con respecto a límites que permitan a la industria evaluar de forma regulada el peligro existente y determinar un riesgo basado en datos científicos y contrastables.